Los sistemas inteligentes y la nueva estrategia empresarial

Los sistemas inteligentes dan forma a tendencias como Big Data, las smart cities o la Internet de las Cosas, son lo que les dan sentido. Conceptos que hasta hace unos años resultaban algo abstractos y que hoy son una realidad palpable, aunque no nos percatemos de ello. ¿En qué consisten y cómo revolucionan el entorno empresarial y comercial? Leer más…

La “ventana indiscreta” con tecnología IP

Escena de "La ventana indiscreta" (1954)

Fotograma de "La ventana indiscreta" (1954)

Si Hitchcock hubiera conocido la videovigilancia IP quizá el título de su película La ventana indiscreta habría sido… la IP indiscreta o algo así. Sin duda, la idea le habría encantado y James Stewart se habría ahorrado tener que lidiar con ese pedazo de cámara. Pero aunque las películas de Hitchcock siempre tienen algo de siniestro e intranquilizador, la tecnología de la que quiero hablaros es todo lo contrario porque su cometido es la seguridad y tranquilidad.

La videovigilancia a través de una red IP acapara más funcionalidades a menor precio que el sistema de cámaras de transmisión analógica utilizadas en el circuito cerrado de televisión tradicional (CCTV). Es decir, cumple con la últimamente tan repetida frase de “hacer más con menos”, tal cual.

También sigue la tendencia de la movilidad corporativa porque el acceso a las imágenes puede realizarse desde cualquier lugar y en cualquier momento, pero por favor proteger el acceso si es algo confidencial ya que si lo conectáis a Internet, es accesible desde cualquier navegador. (Buscar en Google inurl:/CgiStart intitle:Network Camera … y tendréis acceso a muchas cámaras).

La vigilancia se puede realizar en tiempo real desde cualquier momento y lugar a través de un navegador en Internet, para almacenar las imágenes al mismo tiempo en un disco duro local, la nube o dónde se prefiera, en algún lugar remoto imposibilitando el robo de los videos. Los históricos pueden programarse para que se vayan borrando automáticamente cada cierto tiempo (la Agencia de Protección de Datos habla de 30 días).

La videovigilancia en general ofrece una serie de opciones muy interesantes como la detección de movimiento, el conteo de personas, reconocimiento de matrículas… Las personas y los vehículos pueden grabarse junto con la información de la fecha y hora de entrada de forma que es más sencilla su revisión y localización.

Cámaras IP

Cámaras IP

Este sistema está a salvo de la obsolescencia porque las cámaras IP incorporan un software propio (firmware) el cual proporciona diferentes prestaciones. Incorporan servidor web, cliente FTP y de correo electrónico para realizar todo tipo de avisos y accesos.

A diferencia de las cámaras tradicionales, disponen de su propio pequeño ordenador dónde se configuran las prestaciones de las que acabamos de hablar y cuya particularidad es que disponen de su propia dirección IP, por lo que son accesibles a través de redes de telecomunicaciones.

Su instalación es enormemente sencilla ya que se trata de dispositivos autónomos que se conectan a Internet o a la LAN corporativa a través de un puerto Ethernet. Esto aporta una gran ventaja ya que el cableado de datos puede llevar también la alimentación eléctrica (de ahí que las cámaras IP también se denominen cámaras de red PoE – Power over Ethernet). Esto simplifica mucho las cosas, ahorra tiempo en instalación y mantenimiento.

La videovigilancia IP puede utilizarse tanto para la seguridad como para el control de la actividad de amplios espacios como almacenes, aparcamientos y obras, o de espacios más reducidos como oficinas, despachos o tiendas. Con ella ¡te vas a enterar de todo!, no se te escapará nada de lo que pase en los lugares que más te interesen controlar, como la “vieja del visillo”, pero con movilidad y mucho más comedida.

Mirar lo que muestran las cámaras que montamos en Centros de Control para seguridad vial en este artículo http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/07/alicante/1328639584.html

Ya le habría gustado al personaje de James Stewart de La ventana indiscreta no limitarse a lo que podía ver sólo en su patio de vecinos, sino viajar a miles de kilómetros de distancia desde la inmovilidad de su incapacidad temporal y extender su “indiscreción”. Habría sido una película diferente, pero igualmente interesante.

15 previsiones en telecomunicaciones para 2012

Mucho se habla todos los inicios de año de lo que nos traerán las nuevas tecnologías en los siguientes doce meses. Algunas de esas previsiones son tendencias que arrancaron con anterioridad y que continúan desarrollándose y extendiéndose. Otras son previsiones marcadas por esas tendencias porque todo está relacionado e interconectado, lo cual también es una tendencia a grandes rasgos. Gracias a ello es posible realizar “previsiones” más fundamentadas, porque las necesidades y nuevas posibilidades que van apareciendo obtienen rápida respuesta en el vertiginoso mundo de las telecomunicaciones y hay que estar atento/a para no perder el tren.

Hemos realizado una recopilación de las opiniones de expertos y gurús más extendidas y coincidentes, y éstas son las 15 previsiones para este nuevo 2012:

  1. La nueva versión de Internet, IPv6, se extenderá de forma masiva reemplazando al agotado protocolo actual, IPv4. Con una cantidad casi ilimitada de direcciones IP, este nuevo protocolo será la base de una Internet mucho más potente que dará respuesta a una demanda que la actual ya no es capaz de satisfacer.
  2. La demanda de redes de próxima generación cableadas e inalámbricas aumentará, ya que los servicios y aplicaciones son cada vez más complejos e Internet sigue creciendo, se hace indispensable un mayor ancho de banda.
  3. La venta de smartphones y tablets continuará creciendo, a nivel particular y corporativo. Al mismo tiempo se incrementará la oferta de aplicaciones y servicios de Internet móvil ante la creciente demanda de conectividad entre dispositivos.
  4. El comercio electrónico se desarrollará gracias a Internet móvil
  5. Se implementarán las redes sociales gracias al impulso y crecimiento de la mensajería instantánea a través de Internet móvil
  6. Proliferarán las redes sociales corporativas para empleados de la empresa que fomentarán las relaciones, el intercambio de ideas y la colaboración.
  7. Las nubes crecerán y extenderán especialmente en el ámbito empresarial, al que transformarán haciéndolo más flexible, móvil y virtualizado.
  8. Las nubes se interconectarán y multiplicarán: públicas, privadas e híbridas. Además aparecerán comunidades de nubes.
  9. Con una Internet más potente y la creciente necesidad de conectividad entre dispositivos y máquinas (M2M, Machine to Machine) la denominada Internet de las Cosas -la interconexión entre objetos con acceso a la red- se seguirá extendiendo.
  10. La extensión de la Internet de las Cosas abre las puertas a las incipientes Smart Cities (ciudades inteligentes), junto a la necesidad de mejorar la eficiencia del funcionamiento de las ciudades (energía, agua, tráfico, aumento de población, participación ciudadana…) y su calidad de vida.
  11. Aumentará la demanda de movilidad corporativa, cada vez más trabajadores tendrán acceso a los recursos y aplicaciones corporativas en cualquier momento y desde cualquier lugar. Esto obligará a las empresas a incrementar su seguridad e intensificar el control de sus infraestructuras en telecomunicaciones.
  12. Aumentará el tráfico de video, de mayor calidad e implementado con nuevos servicios y aplicaciones gracias a una Internet más potente. Esto facilitará que la videoconferencia y la telepresencia se conviertan en herramientas clave en la colaboración entre empresas.
  13. La seguridad de las empresas se convertirá en una inversión fundamental ante los grandes cambios que propone el desarrollo de las telecomunicaciones, y que traerán, irremediablemente, grandes transformaciones dentro del modelo de negocio tradicional.
  14. Las aplicaciones analíticas se implementarán para optimizar, simular y prever posibles escenarios de procesos empresariales con el fin de maximizar la eficiencia de la empresa.
  15. La proliferación de webs, redes sociales, aplicaciones de imagen y video, apps, dispositivos móviles, sensores, Internet de las cosas… hace que exista una volumen de datos tan inmenso que ya no es posible tratar y analizar con las herramientas de bases de datos y analítica convencionales. Para dar respuesta a esta ingente cantidad de información se desarrolla Big Data, una tecnología que permitirá el análisis y tratamiento de cada vez más y más datos, y que nos pone en la senda de las smart cities.

Dentro de un año veremos en qué punto del camino nos encontramos, si hemos avanzado más de lo que creíamos o si nos hemos quedado cortos respecto a nuestras expectativas iniciales, pero para eso tendremos que esperar a que hable el tiempo, así que como suele decirse: “el tiempo dirá”.

Perderle el miedo a la nube

Nos resulta más fácil controlar aquello que podemos tocar y manipular por nosotros mismos como nuestros ordenadores, servidores y demás donde habitualmente se guarda la información de la empresa. De esta manera nos parece que es más fácil mantener la seguridad de nuestros datos….(hasta cierto punto).

Pero ahora aparece la nube y propone un cambio radical a todo esto. Con el almacenamiento en la nube no sólo puedes guardar tus ficheros en ella, sino también alojar tus programas y alquilar servicios -como videoconferencia, backup remoto, telepresencia o videovigilancia– , de forma que llegará el momento en que los ordenadores, servidores y demás “se conectarán a la empresa”, es decir, todo aquello que ahora almacenan tus ordenadores y dispositivos ya no estará en tus discos duros sino en la nube, un espacio virtual con infinidad de posibilidades y beneficios para las empresas.

Pero…eso de guardar las joyas de la corona en “vete tú a saber dónde…” nos da susto, porque por muy protecnológico que uno sea, las joyas de la corona nos gusta tenerlas guardadas bajo llave y ésta colgada del cuello.

Pues hay que perderle el miedo, porque la nube es tan segura o más  que los sistemas de seguridad habituales. Puedes elegir el tipo de nube: pública, privada o híbrida. La ideal, la híbrida, pero no todos pueden abordar el proyecto en casa, así que quizá lo más asequible sea la nube pública, con copias de seguridad en sus dependencias. En este caso se debe saber bien quién aloja realmente tus datos y garantizarse un funcionamiento ininterrumpido.. no se debe mirar sólo el precio,  es aconsejable siempre contar con gestores de telecomunicaciones de confianza.

Si te puedes permitir el coste, con una implementación de alta disponibilidad y un caudal de Internet simétrico y redundante, seguridad, alimentación eléctrica 24×7…entonces la nube privada puede dejarle mas tranquilo que la actual informática de muchas empresas basadas en una granja de servidores medianamente protegidos y accesible por personal de la empresa sin cerraduras. Para ello, nuevamente, es mejor contar con gestores de telecomunicaciones de confianza.

Por otra parte, si lo piensas detenidamente, ¿no te da más seguridad saber que puedes acceder a los datos de tu empresa desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo con conexión a Internet? Empieza a quitarte los miedos porque además de ser una solución segura, la nube está llena de ventajas económicas para las pymes. Ventajas que  se irán popularizando a lo largo de 2012 que, según algunos gurús vaticinan, será el año de la nube.

El ojo del amo IP engorda el caballo. Videovigilancia

Nunca había sido más cierto este dicho, pero ahora no hace falta estar de cuerpo presente, basta con una mínima “inversión” para comprar una cámara IP, y un taladro para fijarla en el techo o en la pared. Y ya está.

Todo lo que ha traído el mundo de Internet (el  mundo IP), es controlar todas las cosas mediante acceso a dispositivos con direcciones IP –control remoto, smart cities, videovigilancia… – Y sea cual sea tu actividad o tu perfil tecnológico, ahora tienes acceso a imágenes en tiempo real en tu empresa, grabaciones históricas (máx 30 días por ley), control de presencia y gestión de alertas.

camara IP¿Qué ventajas aporta la videovigilancia IP?

Ahora puedes controlar desde cualquier lugar con acceso a Internet, grandes espacios – almacenes, aparcamientos, obras…-, tanto de día como de noche. ¿Utilidades? Tanto en el entorno doméstico, entorno empresarial, centros de control de tráfico, registro de infracciones, seguridad vial, seguridad ciudadana…

¿Ventajas de las cámaras IP? Al tratarse de cámaras que conectas en una red de datos, la puedes ubicar en cualquier lugar de la empresa que ya tenga una conexión a red de datos, y si son capaces de alimentarse a través de la misma red de datos, ya no hace falta ningún tipo de cableado. Por último, el sistema de videograbación no necesita una placa con tantos conectores como cámaras tengas, sino únicamente una tarjeta de red, por lo que los sistemas también son escalables.