fbpx

¿Cuánto vale la información de tu empresa?

¿Lo has pensado alguna vez? Si tuvieras que ponerle un precio, ¿cuál sería? Imagino que más de uno/a contestaría: “Incalculable”. Pues sí, los datos que atesora cualquier organización son el mayor activo de una empresa. Y, otra pregunta: ¿cada cuánto tiempo haces el backup de esos datos de valor incalculable?

Los datos bancarios de tus clientes, los proyectos en los que habéis trabajador durante meses, la agenda de clientes y futuribles de tu comercial, el archivo del correo, las nóminas de los empleados… Son lo suficientemente importantes como para merecerse un backup periódico que los mantenga a buen recaudo ante cualquier contingencia.

La información de tu empresa puede volar total o parcialmente por diferentes causas. La más común, el error humano, pero también: ataques de ransomware, virus y malware, averías físicas o desastres naturales.

La regla 3-2-1 puede salvar tus datos

En Leader Redes y Comunicaciones utilizamos y aconsejamos la aplicación de la estrategia 3-2-1. Que consiste en lo siguiente: disponer de 3 copias (la original y dos backup), que guardamos en soportes diferentes (un disco duro externo y almacenamiento en la nube, por ejemplo). Y una última copia separada físicamente del resto, como una solución de alojamiento en la nube.

Ésta es una buena estrategia porque al tener dos soportes independientes, si cada uno de ellos falla 1 de cada 100 veces, la probabilidad de que fallen los dos al mismo tiempo es de 1 cada 10.000 veces.  Con tres soportes (A, B y C), la probabilidad de que esto ocurra es todavía menor: 1 de cada 1.000.000 veces.

¿Con qué periodicidad hay que realizar el backup?

La respuesta no es tan fácil. Hay que tener en cuenta una combinación de factores que exigen una respuesta individualizada para cada empresa:

  1. El número de datos o archivos creados y/o modificados
  2. Las obligaciones legales. Como puede ser la LOPDE que obliga a tener procedimientos de copias de seguridad a las empresas que traten con datos de carácter personal.
  3. El espacio de almacenamiento
  4. El coste del almacenamiento
  5. El tiempo

No todos los archivos son de igual relevancia ni se actualizan con la misma frecuencia. Por ello debemos realizar un análisis previo para determinar cuáles son los datos críticos y la frecuencia con la que tenemos que  hacer su backup.

En caso contrario, podríamos estar haciendo copias de archivos sin movimiento una y otra vez ocupando espacio de almacenamiento, tiempo y dinero.

Una vez tengamos claro qué datos son más prioritarios que otros, necesitamos saber con qué capacidad de almacenamiento contamos en dispositivos externos. Y cuánto tiempo nos cuesta realizar las copias de seguridad.

Con todos estos datos en la mano, ya podemos determinar la periodicidad de backup para cada tipo de archivos. Y realizar distintas programaciones de copias según la frecuencia de actualización de los archivos y su carácter crítico para la empresa.

En lo que respecta a ciberseguridad es mejor pasarse que no llegar. Por eso recomendamos ponerse siempre en lo peor y no pensar que esas cosas no pasan nunca. Porque pasan.

La pérdida de datos en las empresas no es nada excepcional y la realización de copias de seguridad con la periodicidad adecuada puede incluso salvar, en un momento dado, tu empresa. Su información tiene un valor incalculable.

Si necesitas una mano experta, aquí nos tienes.

Foto de Mati Mango en Pexels