H.323 y SIP: hacia la convergencia

La batalla entre protocolos responsables de las comunicaciones IP arranca casi desde sus inicios. ¿Cuál sería el mejor protocolo? ¿Cuál representaría el futuro de la telefonía IP y las Comunicaciones Unificadas? Cuando SIP parecía tener la victoria al alcance de la mano, según los expertos, ambos protocolos han dado un giro a esta disputa y avanzan hacia su convergencia.

Desde el principio ambos protocolos han sido comparados y confrontados, y es que sus diferencias son notorias, y cada uno de ellos ofrece ventajas y desventajas. Por un aparte, H.323, el primero en desarrollarse, nació de la mano de la ITU (International Telecommunications Union), con la idea de posibilitar la comunicación multimedia sobre redes IP, especialmente la videoconferencia. Mientras que SIP fue desarrollado por IETF (Internet Engineering Task Force) específicamente para aplicaciones de telefonía IP (ToIP).

H.323 es un sistema completo, complejo y unificado, lo cual lo hace muy robusto y con una gran capacidad de interoperabilidad y escalabilidad para añadir nuevas funciones. Por su parte, SIP es un protocolo más lineal y flexible, con más dificultades en cuanto a la interoperabilidad pero nacido desde, por y para Internet.

H.323 es actualmente el protocolo más usado e incluye un amplio abanico de protocolos individuales para funciones específicas, pero su handicap es que no está diseñado directamente para ToIP como SIP. H323 es muy empleado en las grandes troncales de comunicaciones para transmitir los canales de voz. SIP está imponiéndose cada vez más debido a la incorporación de las avanzadas funciones telefónicas sobre redes IP.

Actualmente la mayoría de clientes de telefonía IP se ejecutan en H.323. Pero es posible utilizar ambos protocolos sobre una misma red, siguiendo la imparable tendencia de la convergencia de redes y comunicaciones en las empresas, dando como resultado una red convergente multiservicio. Esta integración se hace necesaria para:

  • unificar los sistemas de telefonía dentro de una misma empresa,
  • simplificar las infraestructuras de comunicaciones,
  • optimizar la gestión de la red,
  • favorecer la movilidad de los usuarios.

Al final todos estos protocolos deben coexistir en las redes, por lo que las centrales telefónicas se encargan de realizar este intercambio de protocolos; de la misma forma que en las redes de datos hacían los gateways, transformando los distintos protocolos de redes como: Vines Banyan, DECnet de Digital, SNA de IBM, TCP/IP, LocalTalk de Apple, NetBIOS de Microsoft, Novell Netware, entre otros, para que todos los ordenadores pudieran “hablar” entre ellos sin importar dónde se encontraban los datos.

En otro post hablaremos de los códecs de la voz a través de las redes de datos y las implicaciones de su calidad, así como sobre los protocolos empleados para la transmisión de servicios tradicionalmente analógicos, como el fax o el datáfono.

photo credit: Richard.Asia via photopin cc
photo credit: Florian SEROUSSI via photopin cc

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *