VoIP, un rebelde que sienta la cabeza

Mucho se ha hablado de VoIP en los 15 años que estas siglas llevan bailando en el entorno de las telecomunicaciones. Problemas como el retardo y los ecos en las llamadas a través de Internet han dificultado su adopción a pesar de las grandes ventajas que ofrece. Pero hoy, a fuerza de perseverar, está suficientemente madura para mostrar una fiabilidad que años atrás no podía garantizar por el caudal de Internet existente.

Quizá quiso hacerse mayor antes de tiempo. Aunque antes de Internet se utilizaba por Frame Relay (VoFR) -un producto que introdujo Motorola con sus equipos Vanguard y que comercializaba Telefónica Sistemas como DataVoz- un tipo de conexión con caudales de datos garantizados y funcionaba perfectamente. Pero lo cierto es que VoIP ha sido una de esas tecnologías rebeldes que a pesar de su enorme potencial no terminaba de cuajar por la baja calidad de Internet. Superadas las dificultades y ante la creciente necesidad del entorno empresarial de mayor comunicación a nivel local e internacional y de reducción de costes, la voz sobre Internet ha alcanzado la madurez.

Ahora ya es capaz de ofrecer un servicio de calidad, con un coste reducido, que está haciendo que las empresas abandonen la telefonía tradicional con el cableado conmutado tradicional (PSTN) en favor de VoIP o ToIP (Telefonía sobre IP). Se perfila como el sistema telefónico del futuro y está madura para extraer todo su potencial con el fin de mejorar y agilizar los procesos de negocio. Pero no es magia, hay que tener una conexión a Internet en condiciones.

La principal ventaja de la telefonía sobre IP es rotunda: ahorro de costes en comunicaciones que puede superar el 50%. Un muy buen motivo para sacar esta tecnología adelante a pesar de sus años de rebeldía. El ahorro viene porque con VoIP ya no es necesario pagar por una línea de telefonía convencional, las llamadas son notablemente más baratas independientemente del lugar desde el que se realicen, y porque permite integrar todas las comunicaciones corporativas (telefonía/fax/correo electrónico/mensajería instantánea/vídeo) -lo que viene a denominarse Comunicaciones Unificadas (UC).


Las ventajas y posibilidades que ofrece VoIP al entorno corporativo están haciendo que cada vez más empresas abandonen la telefonía tradicional sobre PSTN en favor de VoIP.

El empujón para la madurez de VoIP ha llegado de la mano de una electrónica de red (switches, routers, servidores…) avanzada que ha permitido crear infraestructuras de red más sólidas y capaces de hacer frente a la pérdida de latencia y al jitter (fluctuación). Y, definitivamente, un mayor ancho de banda que es el verdadero fundamento de una óptima implementación de VoIP, y del que depende la calidad del servicio.

Las ventajas que ofrece VoIP a las empresas se traducen en:

  • Un fortalecimiento de la integración empresarial gracias a que ofrece una comunicación multicanal. Favorece la colaboración dentro y fuera de la empresa, agilizando y mejorando los procesos de negocio.
  • La intensificación de las relaciones comerciales con los clientes, proveedores y socios al ofrecer un número ilimitado de llamadas por una cuota más económica, y números de distintos países a los que pueden llamar los clientes desde su país como una llamada nacional.
  • La integración de funciones adicionales para responder a necesidades empresariales específicas.
  • La flexibilidad de espacio -porque ocupa menos-, y de las funcionalidades y servicios que al ser escalables pueden agregarse y eliminarse en función de las necesidades de la empresa.

Todo ello está haciendo que las empresas estén adoptando de forma creciente VoIP para sus comunicaciones, ahora que garantiza un servicio de calidad. Los modelos de implementación VoIP varían en función del tamaño y necesidades de cada empresa.

Modelos de adopción de VoIP

  • Modelo alojado. Especialmente interesante para las pequeñas empresas que con el alojamiento del sistema en la infraestructura de un proveedor de VoIP les permite disfrutar de esta tecnología pagando una cuota fija mensual o anual. En este modelo el hardware de telefonía (PBX, Private Branch Exchange) y todas las comunicaciones se alojan y gestionan desde el proveedor de VoIP, encargado de su instalación, mantenimiento y actualización. Las empresas se ahorran así el equipo, y al estar gestionada como servicio se aseguran la actualización y competitividad de una tecnología que evoluciona rápidamente. El alojamiento tiene la mejor relación calidad-precio para empresas con menos de 10 empleados, y el secreto del éxito de la adopción depende del proveedor VoIP elegido y del caudal de Internet asociados.


    El único equipo que necesita adquirir un usuario de alojamiento VoIP es el terminal IP. El resto corresponde al proveedor del sistema alojado.

  • Modelo propietario. Propio de las grandes empresas, capaces de instalar, mantener y actualizar el sistema por sí mismas -o más bien sus departamentos TIC o empresas externas-, además de soportar los costes de los equipos y la infraestructura (hardware, servidores, routers, cables…) En este modelo es especialmente determinante la capacidad de ancho de banda de la infraestructura de red de la empresa que deberá soportar el nuevo sistema VoIP. Algunos proveedores de sistemas propietarios también dan opciones de servicio de mantenimiento, con el hardware propietario en la empresa pero gestionado de forma remota por el proveedor.
  • Adaptadores de teléfonos analógicos. Destinado a microempresas o autónomos. Consiste en la compra de un ATA (Analog Telephone Adaptor), un adaptador para teléfono analógico que se conecta entre la red IP existente y una toma de teléfono.

La funcionalidades que ofrece VoIP pueden ser básicas, complementarias o avanzadas, en función de las necesidades y requisitos de cada empresa. En el caso de las básicas se trata de las características que hay que exigir a cualquier proveedor de VoIP en alojamiento e incluyen: llamadas limitadas, números nacionales o internacionales, llamadas al servicio de asistencia, bloqueo de llamadas, y el envío de faxes analógicos a través de teléfonos VoIP, utilizando el protocolo T.38 y SIP.

Entre las funciones complementarias y avanzadas que puede ofrecer VoIP se encuentran las llamadas de multiconferencia, la identificación de llamadas, las funciones de correo de voz, o el soporte para convertir un ordenador en un softphone y la monitorización de llamadas, entre las más avanzadas. Pero ésta ya es otra historia, o más bien otro post.

photo credit: BeauGiles via photopin cc
photo credit: DanBrady via photopin cc
photo credit: D.Clow – Maryland via photopin cc

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *