fbpx

Cuándo adoptar Wi-Fi 6 en las redes empresariales

En las telecomunicaciones hay dos parámetros que hay que considerar, al ancho de banda y el número de paquetes por segundo, el tráfico.

Imagina que tienes que llegar en coche a una cita importante. Te metes en la autovía y a los cinco minutos de incorporarte… zas ¡atasco! Son las 2 de la tarde y todo el mundo sale del trabajo para comer. A esa hora es normal pillar tráfico. Paciencia. Vas avanzando lentamente en primera hacia tu meta. Y llegas tarde, claro. Pues algo parecido es lo que empieza a sucederle a la información corporativa cuando transita a través de las redes empresariales inalámbricas, muchos paquetes por segundo.

Cuando la información “se atasca” en la red inalámbrica la voz se entrecorta en las llamadas IP, el vídeo y el audio se paran en las videoconferencias, los archivos se transmiten a trompicones, los tiempos de latencia tienen saltos… Los paquetes no llegan a su destino de forma sincronizada, porque hay otros que impiden que podamos transmitir. En definitiva, las cosas no funcionan bien. No hay garantía de que cada “coche” pueda circular de forma continua, sin interrupciones.

El nuevo estándar para las redes empresariales inalámbricas

El actual estándar Wi-Fi (802.11ac) te amplia el ancho de banda, pero se queda corto para el creciente tráfico que generan los dispositivos, cada vez más diversos, con conectividad inalámbrica. De ahí la necesidad de actualizar el estándar al nuevo Wi-Fi 6 (802.11ax). Su objetivo no es otro que el de garantizar que todos los usuarios transmitan por igual. Lo que viene a llamarse “rendimiento multiusuario”. Lo que sería un switch en el entorno cableado.

Con Wi-Fi 6 se acabó que la información tenga que competir por el tráfico inalámbrico, cuando todos los usuarios tienen necesidad de transmitir datos.

Cuándo adoptar el estándar Wi-Fi 6

Que habrá que implementarlo está claro. Por algo es un “estándar”. Igual que hicimos con el anterior Wi-Fi AC, el que todavía utiliza la mayoría, quitando los que se quedaron en los obsoletos 802.11 a,b,g o n.  Pero… ¿Hay prisa? Depende de las necesidades de cada cual.

Para poder utilizarlo, tanto el punto de acceso como los dispositivos que se conectan a ellos deben soportar Wi-Fi 6. Por tanto, cuando necesitemos comprar o actualizar cualquier dispositivo con Wi-Fi, tenemos que comprobar que cumpla con el nuevo estándar.

Hay sectores y actividades que necesitan este estándar más que otros, no por afán aventurero, sino por las “exigencias de guión” de la transformación digital empresarial e industrial.

Por ejemplo, una fábrica que ha dado o pretende dar el paso a la industria 4.0 y conectar su red OT a su red IT. Esta transformación digital generará multitud de paquetes, lo que puede deteriorar el rendimiento de la red Wi-Fi, por el incremento de tráfico.  Y no puede arriesgarse a un atasco de los datos que comparten las máquinas de producción conectadas a la red inalámbrica. Podría hacer que la cadena de producción funcionara incorrectamente al atascarse y no llegar las instrucciones a tiempo.

Un consejo para cualquier tipo de organización, independientemente de sus exigencias de ancho de banda y su nivel de transformación digital. Si tienes que comprar o renovar algún dispositivo de tu red Wi-Fi empresarial, ya sean routers Wi-Fi, puntos de acceso, impresoras inalámbricas, teléfonos IP inalámbricos, ordenadores portátiles o cualquier otro dispositivo con conectividad inalámbrica, comprueba que soporten Wi-Fi 6. No es cuestión que por ahorrarse unos euros hoy tu red se quede obsoleta mañana, aunque todavía funcione correctamente con Wi-Fi AC.

En Leader Redes y Comunicaciones trabajamos con puntos de acceso de Aruba Networks, líder del sector de networking. Si tienes cualquier duda o consulta sobre dispositivos Wi-Fi 6, o cuándo y cómo dar el paso al nuevo estándar, cuenta con nosotros y la experiencia de nuestro personal técnico cualificado.

Foto de Pixabay en Pexels