8 factores clave para ahorrar en tus facturas de telecomunicaciones

Para muchas empresas los contratos de telecomunicaciones y sus facturas son complejos y costosos. Tu empresa puede estar gastando más dinero del necesario. En este post te indicamos cómo puedes reducir estos costes y definir estrategias de futuro. Para ello debes analizar detenidamente tu sistema de telecomunicaciones con una auditoría.

Los contratos de los operadores de telecomunicaciones suelen ser complejos y difíciles de analizar. Es complicado saber si tu contrato es el más adecuado para tu empresa. Un auditor de telecomunicaciones puede ayudarte a “descifrarlo” y aconsejarte cómo reducir costes y recuperar parte del dinero invertido, pudiendo ahorrar entre un 10% y un 50%.

Es importante revisar periódicamente las facturas porque muchas veces los servicios que te están facturando ya no se están utilizando. Además así podemos controlar posibles errores administrativos, fijando unos límites de facturación.

Aunque nos parezca increíble entre un 7% y un 12% de las facturas son erróneas. Entre los errores más habituales encontramos:

  • Servicios facturados pero no instalados.
  • Servicios de los que se ha solicitado la baja, pero siguen facturándose.
  • Servicios facturados sin haberse pedido previamente.
  • Servicios facturados con precios diferentes a los contratados.
  • Errores de facturación en el sistema contable del operador.

Para prevenir estos errores que abultan innecesariamente los costes en telecomunicaciones y conseguir un ahorro hay que controlar los siguientes factores en una auditoría:

En una auditoría lo más tedioso y a veces complicado es recuperar los contratos, pedidos, facturas y personas de contacto de los distintos operadores que tengamos contratados, porque hay que reunirse con cada uno de ellos.

  1. Los servicios que no se utilizan o no se necesitan.
  2. Renegociar anualmente los contratos y no aceptar en ningún caso precios fijos durante más de un año, ya que los servicios de telecomunicaciones van bajando sus tarifas gracias a la constante renovación tecnológica.
  3. Configurar y optimizar adecuadamente el plan de gestión de dispositivos móviles.
  4. El exceso de canales. Disponer de un número de líneas o caudales sobredimensionados hará que paguemos más de forma innecesaria.
  5. Unificar líneas a nivel de grupo, como por ejemplo los enlaces móviles en las centrales telefónicas en cada una de las delegaciones de la empresa. Con un sistema centralizado se le saca un mayor rendimiento, teniendo en cuenta que el principal coste está en las cuotas.
  6. Enrutar adecuadamente las llamadas emitidas, especialmente las internacionales y las realizadas desde teléfonos móviles, así como recurrir al enmascaramiento de teléfonos 902 que pueden ser programados en las centrales telefónicas para convertirlos en números nacionales.
  7. Tener en cuenta a los operadores alternativos. El mundo no se acaba con los operadores más conocidos. Siempre es mejor no depender de un único operador, tanto en voz como en datos. Piensa que puedes desviar el tráfico por dónde más te interese, a través de tu operador habitual u otros.
  8. Tener en cuenta las mejoras tecnológicas que normalmente fomentan el ahorro, como es el caso de las centrales híbridas, capaces de soportar todo tipo de circuitos conmutados, y la telefonía IP.

Es aconsejable que esta auditoría la realicen técnicos familiarizados con los conceptos y que conozcan las necesidades reales de la empresa, realizando periódicamente chequeos de las facturas para no pagar más de lo que usamos y necesitamos. Por el coste de este servicio sólo tendrás que pagar en función de la reducción de costes obtenida con la auditoría, por lo que el retorno de la inversión es inmediato.

photo credit: **** j a z z z i *** via photopin cc
photo credit: SalFalko via photopin cc

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *