¿Quieres estar tranquilo sabiendo que tus elementos críticos están a salvo?

La mayoría de los problemas en servicios informáticos vienen originados por problemas en las redes, aquello que pasa desapercibido mientras todo funciona con el Plug & Play, pero que se convierte en verdaderos quebraderos de cabeza cuando no funcionan, porque caen todas las comunicaciones – Internet, voz, datos, videoconferencias, soporte, conexiones a bancos ….

El mantenimiento preventivo es aquel que se realiza de manera planificada realizando revisiones o sustituciones ántes de que la incidencia se produzca, y en muchas ocasiones estas revisiones descubren determinados errores que de otra forma nunca se localizarían hasta que ocurre el problema.

Gracias a estas revisiones las empresas reducen los tiempos de parada y las interrupciones.

Es un complemento al  mantenimiento correctivo que se aplica cuando surge la avería imprevista y hay que investigar y actuar rápidamente puesto que son múltiples los elementos que intervienen en las telecomunicaciones, pero teniendo todo bajo control es más sencillo.

Te suenan estos errores – Sabemos que tienes un problema pero ¿eres consciente de ello?

    1. No tengo un plan de mantenimiento definido por escrito.  Acudo como los bomberos a apagar fuegos.
    2. Todo lo tengo que hacer yo, como IT Manager, y cada vez hacen falta más conocimientos que no me da tiempo a adquirir. Todo lo que suena a tecnología cae en mi tejado.
    3. Los costes ante cualquier caida de la red, de acceso a Internet o de cualquier ataque cada vez son más elevados, ya que todo depende de la tecnología.
    4. No tengo tiempo para estar en todos los fuegos que se van generando en la empresa.
¿Te ayudamos o eres Batman?