15 previsiones en telecomunicaciones para 2012

Mucho se habla todos los inicios de año de lo que nos traerán las nuevas tecnologías en los siguientes doce meses. Algunas de esas previsiones son tendencias que arrancaron con anterioridad y que continúan desarrollándose y extendiéndose. Otras son previsiones marcadas por esas tendencias porque todo está relacionado e interconectado, lo cual también es una tendencia a grandes rasgos. Gracias a ello es posible realizar “previsiones” más fundamentadas, porque las necesidades y nuevas posibilidades que van apareciendo obtienen rápida respuesta en el vertiginoso mundo de las telecomunicaciones y hay que estar atento/a para no perder el tren.

Hemos realizado una recopilación de las opiniones de expertos y gurús más extendidas y coincidentes, y éstas son las 15 previsiones para este nuevo 2012:

  1. La nueva versión de Internet, IPv6, se extenderá de forma masiva reemplazando al agotado protocolo actual, IPv4. Con una cantidad casi ilimitada de direcciones IP, este nuevo protocolo será la base de una Internet mucho más potente que dará respuesta a una demanda que la actual ya no es capaz de satisfacer.
  2. La demanda de redes de próxima generación cableadas e inalámbricas aumentará, ya que los servicios y aplicaciones son cada vez más complejos e Internet sigue creciendo, se hace indispensable un mayor ancho de banda.
  3. La venta de smartphones y tablets continuará creciendo, a nivel particular y corporativo. Al mismo tiempo se incrementará la oferta de aplicaciones y servicios de Internet móvil ante la creciente demanda de conectividad entre dispositivos.
  4. El comercio electrónico se desarrollará gracias a Internet móvil
  5. Se implementarán las redes sociales gracias al impulso y crecimiento de la mensajería instantánea a través de Internet móvil
  6. Proliferarán las redes sociales corporativas para empleados de la empresa que fomentarán las relaciones, el intercambio de ideas y la colaboración.
  7. Las nubes crecerán y extenderán especialmente en el ámbito empresarial, al que transformarán haciéndolo más flexible, móvil y virtualizado.
  8. Las nubes se interconectarán y multiplicarán: públicas, privadas e híbridas. Además aparecerán comunidades de nubes.
  9. Con una Internet más potente y la creciente necesidad de conectividad entre dispositivos y máquinas (M2M, Machine to Machine) la denominada Internet de las Cosas -la interconexión entre objetos con acceso a la red- se seguirá extendiendo.
  10. La extensión de la Internet de las Cosas abre las puertas a las incipientes Smart Cities (ciudades inteligentes), junto a la necesidad de mejorar la eficiencia del funcionamiento de las ciudades (energía, agua, tráfico, aumento de población, participación ciudadana…) y su calidad de vida.
  11. Aumentará la demanda de movilidad corporativa, cada vez más trabajadores tendrán acceso a los recursos y aplicaciones corporativas en cualquier momento y desde cualquier lugar. Esto obligará a las empresas a incrementar su seguridad e intensificar el control de sus infraestructuras en telecomunicaciones.
  12. Aumentará el tráfico de video, de mayor calidad e implementado con nuevos servicios y aplicaciones gracias a una Internet más potente. Esto facilitará que la videoconferencia y la telepresencia se conviertan en herramientas clave en la colaboración entre empresas.
  13. La seguridad de las empresas se convertirá en una inversión fundamental ante los grandes cambios que propone el desarrollo de las telecomunicaciones, y que traerán, irremediablemente, grandes transformaciones dentro del modelo de negocio tradicional.
  14. Las aplicaciones analíticas se implementarán para optimizar, simular y prever posibles escenarios de procesos empresariales con el fin de maximizar la eficiencia de la empresa.
  15. La proliferación de webs, redes sociales, aplicaciones de imagen y video, apps, dispositivos móviles, sensores, Internet de las cosas… hace que exista una volumen de datos tan inmenso que ya no es posible tratar y analizar con las herramientas de bases de datos y analítica convencionales. Para dar respuesta a esta ingente cantidad de información se desarrolla Big Data, una tecnología que permitirá el análisis y tratamiento de cada vez más y más datos, y que nos pone en la senda de las smart cities.

Dentro de un año veremos en qué punto del camino nos encontramos, si hemos avanzado más de lo que creíamos o si nos hemos quedado cortos respecto a nuestras expectativas iniciales, pero para eso tendremos que esperar a que hable el tiempo, así que como suele decirse: “el tiempo dirá”.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *