Cómo es la vida de una tecnología cloud

Nadie niega que el cloud computing ha revolucionado los procesos de negocio y solo acaba de empezar. Sin embargo, un mercado tan inmenso y publicitado como éste corre el riesgo de convertirse en una burbuja. Las nuevas tecnologías cloud inundan el mercado y los contenidos de blogs, redes sociales y medios tradicionales. Pero, ¿cómo saber qué tecnologías hay que tomar en serio y cuándo es oportuno adoptarlas?

El impacto del cloud computing está siendo bestial en el entorno empresarial hasta el punto de estar poniendo del revés a la empresa tradicional porque también supone una reorganización empresarial, un acto valiente que no todas las empresas estás dispuestas a hacer. Un fenómeno de estas características siempre atrae a oportunistas y es como un dulce para la prensa especializada que se ceba publicitando estas nuevas tecnologías. Con tanta información y tantas nuevas tecnologías cloud perderse y acabar en una enorme confusión es cosa fácil.

Vamos a intentar poner un poco de sentido en esta incipiente burbuja tecnológica del cloud. Para conseguir poner los pies en el suelo y ver las cosas tal y como son, hay que tener en cuenta que las tecnologías pasan por diferentes etapas, y no aparecen como champiñones de la nada como a veces parece ser cuando no dejas de ver post, artículos, mensajes, eventos, conferencias, informes, encuestas… sobre la última nueva tecnología cloud, que nunca es la última.

Ninguna tecnología es fundamental hasta que no demuestre su valía, y para ello hace falta tiempo. Para ver dónde se encuentran algunas de las tecnologías más cacareadas últimamente hagamos una analogía con las etapas vitales.

 

En su primera etapa la tecnología cloud todavía anda de la mano de los desarrolladores

1. Nacimiento e infancia. Las tecnologías nacen a partir de nuevas necesidades. En esta etapa precoz a quién deben preocupar las tecnologías emergentes es a los desarrolladores, no a los usuarios finales, que con saber que antes o después van a tener que lidiar con ellas es suficiente de momento. En esta etapa encontramos:

  • Big Data. La multiplicación de dispositivos móviles, la generación masiva de contenidos a través de las redes sociales o la Internet de las Cosas generan y generarán cada vez más y más datos. De ahí la necesidad de una mayor capacidad de procesamiento y soluciones de análisis avanzado que permita a las empresas aprovechar estos datos para ser más competitivas. Según la consultora TIC Gartner, su adopción generalizada se dará en un plazo de dos a cinco años.
  • PaaS (Plataforma como Servicio), o lo que es lo mismo middleware en la nube. Permite construir y alojar fuera del data center corporativo las aplicaciones personalizadas de una organización. Pero los principales desarrolladores (Oracle, IBM, Red Hat, Microsoft) de momento solo tienen ofertas beta. Dos de los principales PaaS en este momento son Microsoft Azure y VMware Cloud Foundry.

 

La juventud de una cloud se basa en la experimentación y es momento de hacer pruebas en el mercado

2. Adolescencia y juventud. Es cuando todo lo promocionado y anunciado se hace realidad y cuando se descubre qué hay de verdad en todo lo que se dijo de estas tecnologías en su etapa anterior. Son momentos confusos, de experimentación, de demostrar la valía de la nueva tecnología cloud, de hacer pruebas en el mercado. También es el momento en el que se produce una especie de criba, cuáles son válidas y qué aplicaciones son las más convenientes. En esta etapa encontramos:

  • El almacenamiento en nube pública. El ahorrarse los gastos de nuevos equipos para almacenar datos es el principal beneficio de esta tecnología. La experiencia de esta tecnología, según Gartner, muestra su utilidad con aplicaciones que no sean críticas. Ha demostrado ser una tecnología fantástica para el uso compartido de archivos, el archivo de información y la copia de seguridad. Muy atrayente para las pymes, son ellas las que más están adoptando estas tecnologías, pero su verdadero desarrollo no llegará hasta que no se den las condiciones necesarias en cuanto a costes, seguridad jurídica e infraestructura de integración, para su adopción por las grandes compañías, según indican desde la consultora Gartner.

 

En una etapa más avanzada la tecnología cloud ya está lista y comprobada para su adopción masiva. Está lista para trabajar

3. Edad adulta. Son tecnologías ya probadas en el mercado y que se encuentran maduras para su plena expansión a todo tipo de usuarios. En esta etapa ya se sabe con qué nos quedamos de todo aquello que se dijo en la etapa promocional o de nacimiento. Es la etapa de la adopción masiva, la tecnología cloud se reproduce. En este punto encontramos:

  • SaaS (Software como Servicio), aplicaciones suministradas y administradas por un proveedor. Hoy ya son muchas las empresas que echan mano de alguna SaaS. Un mercado, el de las aplicaciones que parece interminable y que favorece especialmente a las pymes que no suelen tener departamentos de telecomunicaciones para apoyar el mantenimiento de aplicaciones o carecen de la infraestructura necesaria. También permite la externalización total de un trabajo que incluye la creación del software, el soporte, el alojamiento y el servicio con personal externo a la empresa.
  • La virtualización, con aplicación en múltiples áreas incluyendo los servidores de cómputo, el almacenamiento y la red. Sus aplicaciones más populares y de mayor adopción son, en primer lugar, la virtualización de servidores, y después la virtualización de almacenamiento. Ambas igualmente avanzadas.

Por último, la muerte de una tecnología, ya sea cloud o de cualquier índole, llega cuando ya no es necesaria o existe otra nueva tecnología más capaz y que acaba sustituyéndola, completamente o solo en parte. Sería el caso del correo electrónico, herramienta indispensable en la última década. Sin embargo, las nuevas necesidades como el intercambio de archivos grandes, imágenes o vídeos y la necesidad de inmediatez hacen que las SaaS de intercambio de archivos lo estén desplazando y sustituyendo en el ámbito de la colaboración de contenidos. Como siempre digo, tiempo al tiempo, todo se va viendo, pero sin perder de vista lo que vendrá, porque a la velocidad a la que se desarrollan las nuevas tecnologías cloud uno/a no se puede despistar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *